Todo parece indicar que el otoño de 2018 es muy parecido al de 2006, que nos encontramos a meses vista de la segunda fase de la gran recesión que se espera para antes del 2020, y que su alcance y gravedad será incluso peor que la anterior.

Comentarios