El relevo generacional es un importante momento para la historia de una compañía y hacerlo con éxito dos veces, es algo que solo superan el 2,5% de las empresas, como es el caso de Inmobiliaria Hernandez-Bueno, una de las más veteranas de Salamanca que va por la tercera generación. Esta familia de inmobiliarios nos cuenta como hicieron el último relevo con éxito, apoyándose en el modelo de negocio del Club Noteges.

Comentarios